Diagnóstico y pruebas

¿Estornuda cada vez que acaricia a un gato? ¿Tiene urticaria cuando le pica una abeja o una avispa? Entonces es posible que ya sepa cuáles son algunos de sus alérgenos. Muy a menudo, no sabe qué está causando sus síntomas de alergia. El diagnóstico de la alergia puede ser difícil ya que los síntomas pueden ser similares a los de otras afecciones. Su médico de cabecera puede derivarlo a un especialista en alergias.

¿Cómo diagnostican los médicos las alergias?

Los médicos diagnostican las alergias en tres pasos:

  1. Historial médico y personal
    Su médico le hará muchas preguntas para averiguar las posibles causas de sus síntomas clínicos. Tome notas en casa sobre su historial familiar, los tipos de medicamentos que toma y su estilo de vida en el hogar, la escuela o el trabajo. Anote cuándo, dónde y cómo se produjeron los síntomas. ¿Tiene síntomas solo en determinadas épocas del año? ¿Sufres más de noche o de día? ¿La exposición a animales provoca sus síntomas? ¿Ocurren en algún momento del día en particular? ¿Alguna comida o bebida provoca sus síntomas?
    Esto ayudará al médico a comprender completamente sus síntomas.
  1. Examen físico
    Si hay evidencia de alergia, su médico le examinará los ojos, la nariz, los oídos, la garganta, el pecho y la piel durante el examen. En algunos casos, el médico debe examinar sus pulmones con una prueba de función pulmonar. A veces, también puede necesitar una radiografía de sus pulmones o senos nasales.
  1. Pruebas para determinar sus alérgenos
    Las pruebas son solo una de las muchas herramientas disponibles para ayudar a su médico a realizar un diagnóstico. Ninguna prueba por sí sola puede diagnosticar una alergia.