Algunas enfermedades parecen similares a la urticaria y, por lo tanto, se clasificaron anteriormente junto con ella. Hoy sabemos que hay otros mecanismos patológicos detrás de ellos, por lo que ya no se contabilizan como urticaria. Estas enfermedades incluyen, entre otras,

  • Urticaria pigmentosa (mastocitosis cutánea)
  • Vasculitis de urticaria
  • Angioedema hereditario

Urticaria pigmentosa (mastocitosis cutánea)

Esta rara enfermedad es una acumulación excesiva de mastocitos detrás de las manchas, a menudo marrones o parduscas, y pequeñas pápulas de la piel que pueden formar ronchas cuando se someten a fricción. Esta enfermedad suele aparecer por primera vez en los primeros años de vida y, a menudo, manifiesta un curso cambiante después de algunos años. Se recomienda la exclusión de la denominada forma sistémica. El tratamiento de los síntomas es similar al que se usa en relación con la urticaria.

Vasculitis de urticaria

Esta es una inflamación de los vasos que crea urticaria y angioedema. Esta enfermedad básicamente tiene poco que ver con la urticaria y se trata de manera diferente.

Angioedema hereditario

Debido a un trastorno genético en una enzima (congénito, familiar), también puede ocurrir angioedema. Los antihistamínicos o los corticosteroides no ayudan aquí, porque la histamina no interviene en el desarrollo de los edemas, y un diagnóstico certero y una atención terapéutica suelen ser posibles solo en centros especializados o por médicos familiarizados con la enfermedad.