El asma es uno de los trastornos inflamatorios crónicos más comunes. Su prevalencia varía a nivel mundial entre el 5% y más del 20%. No está claro por qué algunas personas padecen asma y otras no, pero probablemente se deba a una combinación de factores ambientales y genéticos. El asma afecta a todas las edades: es la enfermedad crónica más común de la infancia, la adolescencia y la edad adulta y tiene grandes efectos en el rendimiento escolar y laboral de los pacientes. El asma es un serio desafío para la salud pública. No existe cura y muchos pacientes permanecen incontrolados a pesar del tratamiento disponible. Se necesitan esfuerzos combinados en salud pública, investigación básica y clínica para combatir esta enfermedad altamente prevalente y en aumento.

Sigue leyendo